La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Cambios estacionales y su influencia en la Esclerosis Múltiple

Publicado 10/07/2016

El origen y los mecanismos por los que se produce la Esclerosis Múltiple (EM) son poco conocidos. Se ha publicado una revisión para evaluar la asociación entre los factores estacionales y la Esclerosis Múltiple en cuanto a su aparición, las recaídas y la actividad de la enfermedad.

En investigaciones previas se sugiere que los factores ambientales pueden influir en el desarrollo de esta enfermedad y entre ellos las variaciones estacionales o cambios que se producen a lo largo del año de forma cíclica que tienen que ver con la climatología.

Disponemos de resultados previos contradictorios en cuanto a la relación entre los cambios estacionales sobre las recaídas de la Esclerosis Múltiple. Se sugiere que algunos factores ambientales tales como: el mes de nacimiento, los niveles de vitamina D, el tabaquismo y las infecciones virales, y como el factor ambiental más influyente, la zona geográfica de lugar de nacimiento y de residencia en la edad adulta. Esto da lugar a la hipótesis de que el clima, y tal vez la estacionalidad, juegan un papel importante en el origen y mecanismos de la Esclerosis Múltiple.

Después del análisis de múltiples investigaciones previas esta revisión concluye que la Esclerosis Múltiple es una enfermedad multifactorial autoinmune cuya aparición y el curso están  influenciados por factores genéticos y ambientales. Uno de los factores importantes del medio ambiente es la estacionalidad. El efecto de la estacionalidad en sí podría explicarse por varios factores tales como: los niveles de vitamina D, la melatonina, las enfermedades infecciosas y el mes de nacimiento, que es el más ampliamente explicado por los niveles de vitamina D materna.

En diferentes estudios se ha demostrado una variación estacional en el curso de la Esclerosis Múltiple y además parece tener un efecto sobre las manifestaciones clínicas de la enfermedad, sobre las lesiones cerebrales detectadas mediante resonancia magnética, y los niveles de citoquinas o sustancias inflamatorias. Todos estos factores ambientales mencionados se asocian a niveles bajos de vitamina D.

Este artículo de revisión no sólo se apoya en la teoría, la investigación del pasado y la investigación actual de la vitamina D como inmunomodulador en la Esclerosis Múltiple, sino también en el cambio estacional como un factor independiente en la enfermedad.

Ahora estamos en época de sol así que ¡Aprovéchalo!. 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?